EDIFICIOS EFICIENTESESTÁNDAR PASSIVE HOUSE

El concepto de un Estándar de Casa Pasiva (Passivhaus en alemán, y Passive House standard en inglés) se originó en mayo de 1988 entre los Profesores Bo Adamson de la Lund University, Suecia, y Wolfgang Feist del Institut für Wohnen und Umwelt (Instituto de Edificación y Medio Ambiente alemán).

Las casas pasivas son edificios que cuentan en su construcción con un importante aislamiento térmico y un control riguroso de la hermeticidad al aire. Aportando a la ejecución la optimización de la orientación aprovechando al máximo la energía del sol para un mayor ahorro, reduciendo el consumo energético del orden del 85% sobre las construcciones convencionales, donde el consumo alcanza  los 95 kWh/m2año, cumpliendo con el Código Técnico de la Edificación.

El estándar Passivhauss propone edificios con alta eficiencia energética, confortables y asequibles económicamente  al mismo tiempo.

Las casas pasivas llevan intrínseco a su naturaleza el ahorro energético ya que la energía se obtiene de forma pasiva. Aprovechando la energía que brindan los condicionantes del lugar como son el viento, el sol…utilizándolos a través de elementos arquitectónicos que nos permiten utilizarlos o protegernos de ellos según los necesitemos, en lugar de abastecer al edificio con las energías tradicionales cuyo coste es cada vez mayor.

La casa Passivhaus en el clima mediterráneo tiene que cumplir las siguientes condiciones:

  • Demanda máxima de energía útil para calefacción, 15 kWh/m2año.
  • Demanda máxima de energía útil para refrigeración, 15 kWh/m2año.
  • La envolvente exterior del edificio no debe tener una estanqueidad mayor que 0,6 volúmenes/h (medida con una presión de 50 Pascales).
  • Consumo máximo de energía primaria para calefacción, refrigeración, agua caliente sanitaria (ACS) y electricidad, 120kWh/m2año.

Vivienda Eficiente

¿Qué conseguimos?

  • Refrigeración suave
  • Eliminación de olores
  • Sin ruido
  • Sin condensaciones
  • 85% ahorro en calefacción
  • Mayor confort

¿Cómo lo conseguimos?

  • Aislamiento continuo sin puentes térmicos
  • Ventilación mediante recuperador de calor
  • Ventanas y puertas de altas prestaciones
  • Aprovechamiento del calor solar

Cómo funciona en verano

  • 300x200

    Durante el día

    La orientación y diseño de las fachadas de la casa impiden la entrada del sol en la vivienda evitando el sobrecalentamiento.

    Las paredes interiores van desprendiendo el frescor acumulado durante la noche.

    El aire caliente se enfría al circular por un conducto enterrado en el terreno.

  • 300x200

    Durante la noche

    El aire fresco de la noche se acumula en las paredes interiores.

    Si por la noche no refresca, hacemos circular el aire por el conducto enterrado para refrescarlo antes de introducirlo a la vivienda.

Cómo funciona en invierno

  • 300x200

    Durante el día

    La orientación y diseño de las fachadas permite la entrada del sol en la vivienda consiguiendo acumular el calor en las paredes.

    El intercambiador extrae calor al aire que expulsamos y se lo cede al aire exterior.

    El aire frío se calienta al circular por un conducto enterrado en el terreno.

  • 300x200

    Durante la noche

    El calor acumulado durante el día se va desprendiendo poco a poco durante la noche.

    El intercambiador extrae calor al aire que expulsamos y se lo cede al aire exterior.

    El aire frío se calienta al circular por un conducto enterrado en el terreno.

Durante todo el año

La gran capa aislante, la estanqueidad al aire y las carpinterías de altas prestaciones permiten que la temperatura en el interior se mantenga constante y se pierda la mínima energía posible.

Vídeo